PROYECTOS

hOra
de tÉ
y LiBRos

Con una sesión al mes donde compartimos merienda, experimentamos lo gozoso de la lectura compartida. Elegimos novedades para evitar la mirada académica, un poco “gafas” que nos distancia de nuestra propia vivencia. A veces leemos clásicos, para nutrir nuestras referencias y el árbol genealógico de nuestra literatura. Pero procuramos descubrir editoriales y autorxs menos nombrados.

Cuando invitamos a alguna escritora o escritor, disfrutamos de su trabajo de creación pero el protagonismo de las sesiones lo tiene cada una de las lecturas que hemos hecho.
No hay jerarquías. Ninguna lectura es mejor que otra. Son experiencias distintas, que argumentamos desde el texto, pero que no compiten por el trofeo de “la verdad”.

Club de lectura
para mentes inconformistas.

Para compartir un té y galletas, acompañados por las mejores letras, puedes sumarte a nuestro club. Pregúntame y te doy los detalles.

hacemos  •  club

eNtONces,
aqUí SÍ
quE se LeE

Ninguna lectura es mejor que otra.
¡La tuya es única y estamos deseando escucharla!

La palabra, si no es compartida, no es palabra.
La lectura es una experiencia privada, íntima. Ahora que compartir lo leído, las distintas interpretaciones, los afectos diferenciados, solo se logra en un club!
Y en este además compartimos merienda!!!

No está de más recordar las oportunidades que nos ofrece compartir las lecturas en una taller como este:

Las palabras,

si no son compartidas, no son palabras: Al hablar sobre lo que hemos leído le damos más realidad a nuestras palabras, que luego, si queremos, pondremos en práctica en los Talleres de Escritura.

Salir de la lectura íntima

a la pública, incluso leer en voz alta: redescubrir la potencia de la tradición oral y la fuerza del texto compartido con otros oyentes presentes.

Conocer gente

con los mismos gustos e intereses.

Complementar los contenidos

del Taller de Escritura: algunos de los autores y autoras que traeremos en este taller también son tratados en el otro desde el punto de vista de la creación. Visto el pasaje desde ambas perspectivas, enriquecemos la lectura y adquirimos músculo lector también para escribir y producir.

Maridaje

entre Bebida/Comida y Textos: todo ritual que merezca la pena entre humanos tiene que compartir algo para beber y comer como el néctar y la ambrosía de los dioses.

NINGUNA LECTURA

LECTURA es privilegiada: cada una tenemos diferentes herramientas, según nuestra formación, nuestra experiencia, y nuestra cotidianidad: todas aportan!