Fin de década

Libros leídos y comentados en la Hora de Té&Libros de 2019 en Ubú Libros.

Este año no podíamos haber comenzado con mejor pie, pues la primera sesión fue un maravilloso encuentro con Andrés Neuman y su novela “Fractura”, una grieta por la que pudimos ver “esos huecos” que dejan los escritores y que son -en palabras del autor- “una provocación erótica”. Volvimos a merendar a nuestra casa, la librería Ubú, en este Enero de 2019 tras algunas sesiones en el Lemon Rock, donde aunque sintiéndonos cómodos y bien atendidos, echábamos de menos estar rodeados de libros y libreras.

El mes loco lo dedicamos a la selección de Alba (ed.) de autores rusos en “Un siglo de cuentos rusos. De Pushkin a Chéjov”, y nos pusimos las gafas, para mirar esos paisajes que ya habíamos disfrutado cuando hemos podido escuchar a Benamí Barros, doctor y profesor de filología eslava. En esta ocasión, bebimos y comimos al estilo ruso: Kvas y “pan de miel” (tulski prianik).

 

Para Marzo, leímos a una escritora (como procuramos hacer cada vez más, oponiendo resistencia al cánon y descubriendo juntxs otras voces). Nada más y nada menos que a Iris Murdoch con “El unicornio”, tan deliciosamente editado por Impedimenta (traducido por Jon Bilbao y con un excelente prólogo de Ignacio Echevarría). Ese olor a humedad y a cuento de hadas y ese vértigo de los acantilados y la asfixia del carcelero y, en este caso, la encarcelada, aún sobrevuela nuestras sesiones y vibra en otras lecturas. Como filósofa y como escritora, sin duda Iris Murdoch es una de nuestras TOP de este año (y del resto, pues celebramos nuestro quinto aniversario de lecturas compartidas y comentadas).

Y llegamos a la primavera y al mes del Día del Libro, que celebramos con el encuentro con el autor de “Cosas vivas”, Munir Hachemi. Todo un descubrimiento de la editorial Periférica con el que reflexionamos sobre la precariedad de la juventud, la explotación agrícola y ganadera, el veganismo y los caminos vitales que recorremos en este laboratorio de ensayo y error que es nuestra existencia. La de Munir es una mirada sosegada y cristalina que disecciona como un bisturí donde se posa y que transmite desde la ternura y la posverdad.

A partir de esta sesión, la vorágine en la producción de la Feria del Libro de Granada, donde trabajé este 2019 como ayudante de dirección, apenas me permitió disfrutar del clásico que elegimos (de vez en cuando, miramos hacia atrás para entender de dónde venimos y saborear el presente): “Las hermanas Makioka”, de Junichiro Tanizaki. Una lectura complicada por la distancia espacio-temporal con el autor. Y sin embargo, la inevitable sensación de estar paseando por un templo, donde no puedes sino admirar y venerar lo contemplado.

Antes del descanso estival, nos despedimos trayendo a nuestra Hora de Té&Libros a Rafa Navarro para hablar de su publicación en Alfaguara: “La tierra desnuda”. Fue muy instructivo leer primero y escuchar después ese punto de vista del que huye de la ciudad y se refugia en la vida DEL campo, que no AL campo. Con él hablamos de ecología, de la España vaciada, de soberanía alimentaria, de agricultura respetuosa con la tierra y, en definitiva, de formas de vida entre letras y ramajes que le den sentido a este día a día y que no derraman el vacío en el horizonte hacia el que camina nuestra prole.

Como cada verano, nos volvimos a poner las gafas para leer al inexcusable Clarín y su “Regenta”. Fue muy difícil navegar por ese vocabulario eclesiástico y traído de otro época/mundo, pero no cabe duda que fue gratificante caminar de la mano de nuestra profesora de lengua jubilada Rita, y para mí personalmente, fue un lujo poder recuperar esas tardes de adolescente en las que mi madre y yo viajábamos por la literatura española de la mano, descifrando significados, buceando en etimologías y comparando los paisajes que veíamos tras la puertas de todos los libros que iban cayendo abiertos en la mesa: novela, diccionario y referencias.

Se acaba el año con el otoño y por no extender más el post menciono los tres últimos títulos: “Recuerdos del futuro”, de Siri Hustvedt (octubre), “Tierra de mujeres”, de María Sánchez (noviembre; ambos en Seix Barral) y “El juego serio”, de Hjalmar Söderberg (Diciembre, Ed. Nórdica). De entre los que destaco a esa veterinaria que reconstruye la genealogía de mujeres rurales que forman su árbol y que nos alegró un noviembre frío y especialmente duro para las mujeres este año con todas las amenazas de retroceso que espero que sepamos combatir en este 2020 que entra.

Sirva este mirar atrás a modo de registro y recordatorio, al mismo tiempo, que muestra los ingredientes con los que cocinamos nuestro club de lectura, para invitarles a participar en las siguientes ediciones sabiendo algunas de las referencias de los textos leídos, que abarcan desde los clásicos (de manera intermitente) hasta la literatura de rabiosa actualidad.

¡Feliz 2020 y Feliz Década!

 

Dejar un comentario